Porque Jugar

 
El Ajedrez de Colores es una herramienta muy útil, tanto para introducirse como para mejorar en la práctica del Ajedrez, un desafío mental, lúdico y deportivo al que se le han reconocido múltiples beneficios en las áres del desarrollo de:
Porque mejora enormemente la concentración, la memoria y la creatividad, mejora además el coeficiente intelectual y es un complemento efectivo a la educación y formación de niños y jovenes (no hay fracaso escolar en alumnos federados en los Clubes Deportivos) y en ancianos se ha demostrado que la práctica del Ajedrez previene el Alzheimer al estimular la memoria y la concentración.
donde aprender a jugar es aprender a vivir.
 

Empezando a Jugar al FERS

 
Empiezas a jugar, juegas con blancas, es tu turno, tienes que  colorear tus casillas y al ver cómo lo hace tu oponente, te das cuenta que puedes crear un escenario exclusivo de juego, es ahora cuando descubres por qué esta modalidad de Ajedrez puede ser el desafío mental del Siglo XXI, comienzan las primeras estrategias y las primeras respuestas al juego de tu adversario, contemplas un caos de variantes totalmente organizado, con sentido,resolviendo preguntas con una secuencia organizada de respuestas que podrán hacer frente a las posibles oportunidades y amenazas, ¡ mientras piensas en dos escenarios ¡ tu tablero y el del oponente, te preguntas cómo podría pintar mis casillas para:                          

Maximizar mis oportunidades y a la vez minimizar las de mi oponente.
Construir una ventaja espacial relevante.
Reducir  el tiempo para  dominar  el tablero contrario.
Evaluar las posiciones de mis casillas para controlar antes que mi oponente el centro del tablero.
Posibilitar el desarrollo de mis piezas sin crearme debilidades.

Bien, ya has pintado tu mitad del tablero, y con ello has decido cuales serán tus aperturas y tus estrategias, ya has recorrido la mitad del camino, empieza el medio juego, necesitas decidir cuál de tus figuras es el Líder, difícil decisión, necesitas tomar aire:

¿ cómo lo defenderé ?
¿ cuales serán mis debilidades ?
¿ tenía un plan, no ?
¿ lo cambio ? 
¿ cómo lo mejoro ?

Decides, eliges tu Líder, pero, ¡ qué grata sorpresa ¡ tu oponente también lo hace, tienes que mover, lo tenías todo claro, pero te invaden las variantes:

Descubrir las piezas para mover en las casillas adecuadas
Iniciar en uno de los dos flancos
Reforzar mi defensa o debilitar la posición de mi adversario.
Controlar el centro

Bueno, parece que ahora está todo más claro, intercambiaste piezas, buscando la iniciativa, controlaste el centro, tu defensa está reforzada, encontraste las debilidades de tu oponente, tienes todo un poco más claro y además tienes una ventaja posicional o material, decides pasar a la acción porque tienes más claras las combinaciones:

Dobles amenazas, horquillas, gafas, ataques dobles, clavadas, convencer ( jaque) a la descubierta, rayos “ X “, desviaciones, piezas sobrecargadas, sacrificios…etc.
                                                                                                                           
Bueno, vaya aventura, que derroche de imaginación y creatividad, ahora el Líder es más activo y decisivo que nunca, la posición de las figuras y de las casillas  cobran ahora  un valor más importante que antes, así como la ventaja material, pero ahora más importante que las combinaciones son las estrategias ¡presta atención¡ no juegues rápido ni te precipites
¿Convencido?